jueves, 25 de mayo de 2017

Cómo impacta el uso de las redes sociales en las empresas

e la mano de relevantes directores de Recursos Humanos de 14 empresas, Adecco y el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal han revelado cuáles son los grandes retos que, en el marco de la gestión de personas, las empresas están afrontando y deberán afrontar en un escenario de constante transformación digital. Dentro del publicado V Anuario se incluye el primer Informe que, en el marco del Proyecto Technos, el Instituto ha llevado a cabo sobre redes sociales y titulado ‘El impacto de la empresa hiperconectada y de las redes sociales en la organización del trabajo, en la gestión de los recursos humanos y en las relaciones laborales’.
Adecco y el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal han analizado, junto a directores de Recursos Humanos de 14 empresas, el uso de las redes sociales en el ámbito laboral y en la gestión estratégica de los RRHH. En este sentido, en palabras del director del Instituto Cuatrecasas, Guillermo Tena, “la utilización de las redes sociales, como herramienta estratégica en la gestión de recursos humanos, plantea un nuevo modelo de gestión". 
Asimismo, Tena asegura que "la generalización del uso de las redes sociales está suponiendo la aparición de nuevas áreas de conocimiento, así como la exigencia del desarrollo de habilidades digitales esenciales a los actuales trabajadores”.
Según el presidente del Instituto Cuatrecasas, Salvador del Rey, el Proyecto Technos tiene como objetivo identificar los cambios que las principales tecnologías disruptivas, tales como la robótica o la inteligencia artificial, están produciendo y van a producir sobre las estructuras organizacionales de las empresas. "Nuestra finalidad es estudiar y evidenciar cuáles son las implicaciones de todo ello en el marco regulatorio, tanto el referido al propio mercado de trabajo como al ordenamiento de las relaciones laborales", señala.
El documento apunta que la sociedad hiperconectada se manifiesta en tres grandes desarrollos. "La conectividad que genera sociedades "hiperinformadas", dado que Internet es una red global y abierta, "hipercomunicadas", gracias a la expansión de las redes sociales, e "hipervisualizada", puesto que la imagen (sea en vídeo o fotografiada) se ha agilizado tanto en formatos como por los canales por los que se difunde.
Fruto de esta realidad ha surgido nuevos retos que afrontar -la acumulación de datos- y nuevas necesidades que cubrir -incorporación de perfiles profesionales digitales, especialistas en análisis de datos- con el fin de garantizar la supervivencia de las empresas, las cuales están teniendo que invertir, además, en nuevas herramientas tecnológica, al tiempo que forman a sus empleados en ellas.
Con la mente puesta en cubrir los objetivos marcados, se han puesto en marcha estrategias de atracción y retención de talento como lo es el Employer Branding, donde las redes juegan un papel más que vital. La estrategia de voca-oido ahora se hace de forma virtual y las empresas ya están invirtiendo en la creación de nuevos canales de comunicación, sites más dinámicos y multiplataforma etc.
Por otro lado, el informe pone de manifiesto uno de los déficits que tiene esta nueva tendencia y es que, en materia de redes sociales, no existe una regulación específica que establezca los límites y derechos de los usuarios, lo que deriva en una pérdida de control del empresario sobre los medios telemáticos y sus canales sociales: tanto por los riesgos de un mal uso de los mismos como por el exceso de ellos, lo que genera pérdidas de tiempo de los trabajadores.
Sin embargo, una de las contribuciones que analiza el texto son las mejoras que éstas redes han traído en torno a la experiencia del empleado. Un factor vital que redunda en un aumento de la felicidad y la satisfacción personal y una mejora de la productividad laboral.



miércoles, 24 de mayo de 2017

Cómo controlar el estres diario en el trabajo

estres.pngEl ritmo frenético en las oficinas lleva a situaciones de estrés en los trabajadores que  pueden tener un desenlace negativo. El síndrome de burnout o una bajada en la productividad de la empresa son señales inequívocas de que necesitas tomar medidas.





El agotamiento profesional, la despersonalización la baja realización personal causada por el exceso de trabajo son algunas de las causas que derivan en el síndrome de burnout. Un problema, que si no se sabe gestionar, puede tener consecuencias. Ante esto, lo mejor es evitar el estrés y gestionar el tiempo sin que este nos lleve a situaciones de angustia.

Plantas, fotografías y objetos
Las plantas en el entorno laboral reducen el absentismo, el estrés, baja la tensión arterial y aumenta los sentimientos positivos, según demuestran los estudios. Además proporcionan un espacio de trabajo más agradable y se hace más fácil pasar el tiempo en la oficina. Motivos más que validos para incluir alguna decoración floral a nuestro espacio de trabajo.
A esta decoración podemos añadir fotografías personales o algún objeto de escritorio significativo que nos ayude a estar calmados en un momento de estrés. Pese a que estas pequeñas pautas parece que no funcionan lo cierto es que está probado que, a nivel inconsciente, tener una fotografía de nos proporciona recuerdos positivos nos ayuda a calmarnos.

Buena comunicación

La falta de comunicación, con frecuencia, conduce a confusión en la oficina. Lo cual se termina traduciendo en estrés por la falta de concordancia en las tareas. Si entre tu equipo de trabajo no existe una buena comunicación, no hacen preguntas o sugerencias, tienes que intentar cambiar la situación e involucrar al grupo hacia un espacio de trabajo más comunicativo.

Otro paso para crear un ambiente de trabajo menos estresante es construir relaciones sólidas con los compañeros que te puedas identificar. Una conversación con un amigo te aporta numerosos beneficios y te ayudará a calmarte.

Toma descansos

Tomar una pausa o hacer un descanso de vez en cuando permite a la mente despejarse de la ansiedad o estrés, tras estos retomas el trabajo con las ideas más despejadas y una mayor concentración. Está demostrado que una pausa de vez en cuando es útil pero no todos sabemos gestionarlas, además dependen del cuerpo de cada uno. Establecer pausas de dos a cinco minutos cada hora es positivo. Dedica unos instantes a caminar, hablar con compañeros o tomar aire fresco. Estirarse de vez en cuando o ponerte música también puede servir de ayuda.  

Evita interrupciones y organiza tareas

La presión diaria que nos imponemos para poder cumplir una serie de tareas puede causarnos estrés.  Organízate y planifica tú día a día para que el trabajo no se acumule y elimina de tu lista las tareas innecesarias que te ocupan tiempo. Las interrupciones son otro lastre del tiempo, aprende a manejarlas e ignorarlas para poder gestionar mejor tus horas de trabajo.



martes, 23 de mayo de 2017

Qué hacer después de una entrevista de trabajo

Buscas trabajo, aplicas en la oferta de empleo, pasas las fases de selección, te llaman, acudes a la entrevista y ¿luego qué? Esta es la pregunta a la que ha dado respuesta Ceforem Multimedia Madrid S.L., una empresa con cursos de formación encaminados a mejorar las competencias profesionales, en su blog. Y es que los procesos de reclutamiento son momentos de incertidumbre que, a menudo, llevan a los candidatos a cometer errores que empeoran su imagen profesional y, por tanto, sus opciones de ser seleccionados.
La incertidumbre, la ansiedad, el nerviosismo o la duda por saber si se debe insistir o no, tras haber realizado una entrevista de trabajo son algunos de los síntomas que tienen los candidatos a un empleo de todo el mundo.
Se trata de un momento en el que poco se puede hacer, dado que todo depende del ritmo y las decisiones que tome el reclutador y/o profesional de recursos humanos de la empresa a la que se ha aplicado.

Sin embargo, desde el blog de Ceforem han encontrado una serie de consejos que permiten llevar este proceso de una manera tranquila y eficiente. De hecho, una de las primeras cosas que recomiendan es “mantener la calma”.
Y es que uno de los principales problemas a los que se enfrentan los aspirantes es la insistencia, una cualidad que camina sobre la delgada línea del interés y la ‘pesadez’. No hay nada peor que un candidato que no sabe guardar los tiempos, por ello, el segundo de los pasos que ha de seguir es preguntar por los plazos de resolución.
Conocer la estimación sobre cuándo terminará el proceso de selección debe ir acompañado de una tercera cuestión: saber si será comunicado el resultado, tanto si se es seleccionado, como si no y a través de qué medio.
La incertidumbre puede ser manejada desde el conocimiento. Saber la información del tiempo de espera, de si la respuesta se comunicará vía e-mail o telefónicamente e, incluso, si en caso de no ser seleccionado, el aspirante será informado, son temas que pueden ser abarcados durante el final de la entrevista o, en caso de que no se disponga aún de esos datos, avisar al reclutador de que se va establecer un contacto, en días posteriores, a fin de conocerlos.
En este sentido, es importante no salir de la entrevista sin saber la vía correcta por la que se va a solicitar la información, con el fin de no importunar al responsable. “Es importante que cuando llegues a casa, mandes un email a la empresa agradeciendo por haberte recibido y diciendo lo interesado que has quedado por el puesto de trabajo tras la visita”, aseguran desde Ceforem.
Pero, ¿y si es el reclutador el que indica que será él quien se ponga en contacto? En este caso, sólo queda aceptarlo, mostrarse abierto a la comunicación y esperar.
No obstante, durante ese periodo de espera Ceforem recomienda repasar “todo lo ocurrido en la entrevista y apúntalo en un cuaderno o en el móvil nada más salir”. Qué ha ido bien y qué mal, qué es lo que llama la atención de la compañía, posibles dudas que surjan después y aquello en lo que se podría mejorar.
La razón de hacer esta reflexión se encuentra en la economización del tiempo, la mejora y la distracción de la atención. Respecto a la primera cuestión, permite al candidato usar el tiempo de espera en encontrar sus puntos fuertes y débiles y dar un sentido a los resultados del proceso de reclutamiento, es decir, anticiparse para que, en caso de ser un ‘no’, saber qué cosas se pueden cambiar para cambiar ese resultado en futuras entrevistas.
Asimismo, sirve para mantener la atención en otra cosa, más productiva, que no sea el tiempo que está pasando sin que se haya producido comunicación alguna por parte de la empresa.
Tras este paso la última de las cosas que se pueden hacer y que es cada vez más común: pedir recomendaciones en redes sociales profesionales como LinkedIn. “No estaría de más que, junto al email de agradecimiento e interés, mandaras referencias de otros trabajos que te ayuden a posicionar mejor”, afirman desde Ceforem.




Equipos & Talento

lunes, 22 de mayo de 2017

Oferta de empleo en Barcelona: Assistant Dirección Médica

Assistant Dirección Médica


Importante multinacional farmacéutica ubicada en Barcelona precisa incorporar a un Assistant para la Dirección Médica.

Sus tareas serán las de organización de eventos, reuniones, gestión de la agenda de tres personas, viajes.

Se requiere nivel alto de inglés.

Se ofrece contrato temporal para cobertura de baja de enfermedad de larga duración.


Para aplicar a esta oferta de empleo, haz click AQUÍ

La pérdida de eficiencia en la relación entre vacantes y paro redujo un 31% el empleo

La pérdida de eficiencia en el proceso de emparejamiento entre vacantes y desempleados podría haber explicado entre un 31% de la caída del empleo y un 55% de la disminución del PIB en la fase más pronunciada de la crisis, según BBVA Research. 

Así figura en un estudio sobre la curva de Beveridge --la relación entre el desempleo y la tasa de oferta de empleo-- entre los años 1980 y 2016, realizado por el servicio de estudios de la entidad, que concluye que la crisis económica supuso una pérdida de eficiencia del mercado de trabajo en España, como resultado de una reasignación sectorial de los factores productivos, si bien a finales de 2016 había recuperado las tres cuartas partes del desplazamiento producido durante la crisis en la relación entre el paro y la oferta de empleo. 

El estudio muestra que hasta la segunda mitad de 2009 la tasa de desempleo aumentó y el parámetro de eficiencia de la ecuación de emparejamiento entre desempleados y vacantes disminuyó un 22,2%. 

Durante cuatro años y medio, entre el tercer trimestre de 2009 y el cuarto de 2013, la curva de Beveridge se mantuvo relativamente estable, mientras la economía española se movía a lo largo de la misma, con un aumento del desempleo cíclico y una caída de la tasa de vacantes. 

Con la recuperación a partir de 2014 se produjo un desplazamiento de la curva de Beveridge hacia el origen, de manera que a finales de 2016 había recuperado las tres cuartas partes del desplazamiento producido durante la crisis, con la consiguiente disminución de la tasa de desempleo. 

En este sentido, BBVA Research explica que, aunque la reasignación sectorial no parece haber tenido efectos permanentes sobre la tasa de desempleo, sus efectos han sido "bastante duraderos y persistentes en el tiempo". 

El estudio indica que los efectos han sido consistentes con la dinámica observada en los principales agregados macroeconómicos. En concreto, la pérdida de eficiencia en el proceso de emparejamiento entre vacantes y desempleados podría haber explicado entre un 31% de la caída del empleo y un 55% de la disminución del PIB en la fase más pronunciada de la crisis. 

INFLEXIÓN GRACIAS A LA REFORMA LABORAL 

Según el análisis, el desplazamiento de vuelta hacia el origen sería compatible con algún tipo de cambio estructural o de política económica importante que podría haber impulsado una situación de mayor flexibilidad del mercado de trabajo. 

En concreto, señala que la reforma laboral de 2012 aprobada por el Gobierno y la negociación colectiva durante estos años podrían estar detrás de este efecto. 

Además, destaca que este retorno de la curva de Beveridge en España hacia la posición que ocupaba antes de la crisis financiera es un hecho diferencial que no se observa para el agregado de la Unión Europea. 

TRANSFORMACIÓN TECNOLÓGICA Y DIGITAL 

El servicio de estudios de la entidad señala que la disminución de la tasa de desempleo estructural, con el consiguiente desplazamiento de la curva de Beveridge hacia el origen, es uno de los principales retos para la economía española. 

En este sentido, apunta que la reducción gradual y sostenida del desempleo estructural puede verse "enormemente beneficiada" si se aprovechan las oportunidades que ofrece el proceso de transformación tecnológica y digital en curso. 

"El uso de plataformas con información exhaustiva sobre todas las vacantes y demandas de empleo existentes, la colaboración publico-privada y el análisis de grandes bases de datos (big data) deben aprovecharse al máximo para identificar ofertas de interés, tanto para empresas como trabajadores, para anticipar necesidades formativas y para que el proceso de búsqueda y emparejamiento sobre el que descansa el mercado de trabajo sea lo más eficiente posible", subraya. 

A su juicio, ésta debería ser una de las prioridades de las administraciones públicas españolas y de las instituciones europeas.