viernes, 30 de septiembre de 2011

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Ni existe una regla estándar, ni todo vale. Ante la disparidad de sectores profesionales, los expertos recomiendan lógica, naturalidad y seguir el clásico lema de ‘donde fueres, haz lo que vieres’.

Mucho se ha escrito ya sobre cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo en términos de currículum, es decir, cómo reforzar nuestros puntos fuertes, destacar la experiencia profesional o aquellas cualidades que nos hacen merecedores de un puesto de trabajo mejor. Pero, quizá, un tema que no se ha tratado tanto es cómo vestirse para presentarse ante el entrevistador. En un principio, podría parecer un tema nimio e incluso algo insustancial pero, ¿sabía que los momentos más importantes de una entrevista son los dos primeros y últimos minutos de ésta? Al final, la suerte se echa en las primeras impresiones.

“Muchas veces, no se trata tanto de hablar, sino del lenguaje corporal y de cómo se presenta un candidato ante el entrevistador”, explica Emilie Grandjean, manager de Page Personnel, una consultora especializada en contrataciones para negocios y ofertas y solicitud de empleo.

Según dice Grandjean, la forma de afrontar una entrevista de trabajo –estilísticamente hablando- varía mucho del sector para el que se vaya a realizar. “Por ejemplo, las empresas net o 2.0. no requieren un look excesivamente arreglado para la ocasión. Una americana y unos chinos pueden ser de lo más apropiado. Incluso en algunas podría admitirse pantalones de tejido vaquero. Sin embargo, en empresas más clásicas como un bufete de abogados o una consultora, lo mejor es acudir de traje”, añade. En este último caso, lo ideal es seleccionar uno en colores neutros –grises, marino o negro-, no excesivamente claro y sin estampados –como mucho una raya diplomática muy fina-. Los complementos, cuanto más discretos, mejor.
Ante la duda, Grandjean explica que siempre es mejor ir más vestido que pasarse de casual, tomar nota de cómo se presentan los entrevistadores y, en el caso de un segundo encuentro, seguir ejemplo. “Al final, se trata un poco de lógica y de evitar los excesos, que de una u otra forma siempre son malos”, dice. Así, en el caso de las mujeres, no se recomienda ir demasiado maquillada, por ejemplo.

Algo que prácticamente no se debería ni mencionar es que la percepción de falta de higiene causa una sensación pésima en los entrevistados: “Manchas en la ropa o unas uñas sucias son algo que jamás debería verse en una entrevista de trabajo”, confirma la representante de Page Personnel.

Esa primera impresión, se verá acompañada del lenguaje corporal que desarrolle el entrevistado: la manera de presentarse, de dar la mano y de sentarse son puntos iniciales básicos que quedarán sellados en la memoria del entrevistador. “Lo importante es la naturalidad”, dice Grandjean. Y añade: “Es muy importante la escucha activa, responder a lo que se pregunta y no tener miedo a los silencios. Hablar mucho, mover la pierna o gesticular demasiado son signos inequívocos de estrés y, con ello, de inseguridad”.

Ante la crisis y el paro flagrante, Emilie Grandjean dice haber notado un perfil de entrevistado mucho más preparado que hace unos años. “La competencia es mayor y su nivel de formación también, tanto a nivel profesional como de conocimientos acerca de cómo afrontar este tipo de trámites. Antes, muchas veces venían simplemente a escuchar, a ver qué se les ofrecía. Ahora se intenta al máximo hacerse con el puesto. Algunas personas han necesitado de meses para conseguir simplemente una primera entrevista, y eso se nota”, afirma.

De una u otra forma, Grandjean no se lo piensa a la hora de dar un consejo, sea del sector que sea, “sea usted mismo, sea sincero y nunca se venda demasiado”.


jueves, 29 de septiembre de 2011

Y el trabajo le encontró

Suena a misión imposible, pero hay quien no está buscando empleo y le llueven las ofertas. Para que esto ocurra, sea flexible, haga saber a su entorno de su situación laboral y sepa identificar las oportunidades para no dejarlas pasar.

Haberlas, haylas: existen ofertas de empleo. Y además, a algunas personas se las ofrecen sin estar buscando trabajo. Suena extraño en un mercado laboral que soporta más de cinco millones de desempleados, pero algunos profesionales encuentran trabajo sin querer. ¿Cómo? Maite Piera cuenta en su libro Buscar trabajo para Dummies (Editorial Planeta) que no es cuestión de suerte, sino que "hay que tener cierta actitud. Debes ser flexible y mostrarte abierto ante las nueva oportunidades para poder identificarlas".
Para no dejar pasar la ocasión de incorporarse al mercado laboral o de cambiar de trabajo, Piera propone una serie de consejos.

1.Cuando le pregunten… diga 'depende': ¿Estaría dispuesto a valorar otro puesto de trabajo? Si le hacen esa pregunta, responda 'depende'. Se trata de tantear, de conocer si le intentan ofrecer un puesto de trabajo o de saber su postura ante un posible cambio laboral. No se cierre puertas, ni muestre abiertamente su opinión, porque todavía no sabe si la hipotética oferta le va a motivar o si encajará con sus intereses.

2.Su entorno debe conocer su situación: Es conveniente que sus amigos, familiares, antiguos jefes y colegas, etcétera conozcan sus intereses. Si ellos reciben una oferta, pueden recomendarle.

3.Su red de contactos, en marcha: Amplíe su red de networking, conozca a gente que pueda ofrecerle un trabajo, cuente lo que hace en el ámbito profesional, y pida información cuando alguien se refiera a su vida laboral.
4.Proactividad: Si la empresa no viene a usted, véndase como el candidato perfecto. Ofrezca sus servicios a la organización en la que quiera desarrollar su labor.

5.Cambiar sin moverse de su compañía: Conoce la cultura y características de la empresa, y posee experiencia en ella. Preste atención a los cambios, y postúlese si hay una vacante en alguna de las áreas que le interese.

Deje de buscar para encontrar

Existe una teoría sostenida por Peter Bregman, asesor de CEO y de equipos, que dice que si necesita un empleo, deje de buscar compulsivamente.

Según este experto no es necesario dedicar más de dos horas a esa búsqueda, aunque sí hay que completar esa labor con otras actividades que requieren tiempo y dedicación.

1.Elabore un currículo eficaz.

2.No se obsesione con los portales de empleo

3.Invierta el tiempo en comidas con gente que le puede ofrecer un trabajo, en hablar con ellos, en conocer a futuros empleadores… Es decir, haga networking.

4.Dedique el 90% a hacer cosas que le gusten o que siempre ha querido hacer. Si realiza alguna actividad con otras personas, procure ser el líder.



miércoles, 28 de septiembre de 2011

Et vas quedar sense plaça en l'edició anterior? Ara tens la 4a edició de l'e-formació





Podeu preinscriure-us fins el 17 d'octubre


Ja està oberta la preinscripció per a la tercera edició dels cursos de l’e-formació, el programa de formació virtual a distància del SOC, fins el proper 20 de setembre. Les persones interessades en realitzar algun curs de formació virtual a distància podeu consultar l’oferta formativa per saber quines especialitats i cursos s’ofereixen. L’àmplia oferta formativa està distribuïda en diverses competències professionals, com ara digitals (disseny web, iniciació a l’ofimàtica o edició de vídeo), d’emprenedoria i gestió de microempreses (direcció i gestió de microempreses, cloud computing o recursos per a la creació d’empreses), de logística i operacions (administració de magatzem i transport o gestió d’aprovisionaments), administratives (tècniques de gestió administrativa o informació comptable i financera per a administratius/ves) o de turisme (gestió de serveis turístics o ecoturisme), entre d’altres.

Tots els cursos de l’e-formació, un mètode d’aprenentatge flexible que permet a l’alumnat gestionar el seu propi ritme d’estudi, són gratuïts i s’adrecen prioritàriament a treballadors i treballadores en situació d’atur.
Per a més informació sobre aquest programa i preinscriure-us, cliqueu aquí.

10 trucos para perder el miedo a los viajes de trabajo

Elegir hoteles con prestaciones e incluir visitas lúdicas en la agenda son algunos de los consejos de Rumbo

El control de los gastos durante el viaje, el acceso a Internet y combatir la soledad son algunos de los elementos que más preocupan a los ejecutivos en sus viajes de negocios. Rumbo Negocios, la división de viajes de empresa de Rumbo, propone una serie de consejos útiles que contribuyen a hacer el viaje más cómodo y a disfrutar el tiempo libre.

1. Elija primero el vuelo y ajuste después los horarios de sus reuniones. Si sus interlocutores son flexibles, podrá ahorrar hasta un 50% en el billete de avión, dependiendo de la hora del vuelo. Si reserva con tiempo y por Internet, tendrá más opciones entre las que elegir y pagará menos.

2. Pague su viaje con tarjeta. La mayoría de las entidades financieras ‘premian’ a sus clientes con un seguro de viajes extra (sin coste adicional) y otras ventajas por pagar con tarjeta. ¡Aprovéchelo!

3. Verifique que toda su documentación está en regla, sobre todo si necesita pasaporte o visado, y haga una fotocopia de los documentos más importantes, por si perdiese alguno de ellos. No apure la duración de su visado: algunos países exigen que tenga como mínimo seis meses de vigencia en la fecha del viaje.

4. No facture su ordenador, PDA, móvil, ni la documentación importante, mejor llévelo con usted en cabina: más de 29 millones de maletas se perdieron el año pasado en los aeropuertos europeos, el 44% de las extraviadas en todo el mundo.

5. Proteja su información. Asegúrese de que utiliza redes de comunicaciones seguras, incluya contraseñas en su ordenador, teléfono, etc. Y duplique la información relevante en un disco externo o en un sistema remoto que su empresa podrá proporcionarle. Desactive los servicios que no vaya a utilizar en el viaje y cambie las contraseñas cuando vuelva.

6. Cierre bien sus maletas e identifique el equipaje facturado con pegatinas, correas y/o enseñas fáciles de identificar. En caso de robo, su localización será más sencilla.

7. Elija hoteles con wi-fi gratuito en zonas comunes y habitaciones. El acceso gratuito aI nternets se está extendiendo a gran velocidad en los establecimientos hoteleros, pero aún no es universal ni gratuito en todos ellos. Especialmente si necesita trabajar hasta tarde o comenzar temprano, es importante disponer de cierto confort y privacidad.

8. Si le gusta el deporte, busque un hotel con gimnasio; lleve ropa deportiva en su maleta y trate de mantener sus hábitos. Si prefiere el jogging, alójese cerca de un parque para tener todas las facilidades. Tendrá menos pereza para hacer deporte.

9. Aproveche la soledad del viaje para hacer cosas que habitualmente no puede hacer. Lleve un par de libros, revistas, juegos, etc. Salga de la habitación del hotel, dé algún paseo, trate de planificar algúna visita lúdica. En casi todas las ciudades hay museos y exposiciones diversas; incluya la visita en su agenda.

10.Procure llevarse algunas fotos, si está fuera del país y echa de menos a amigos y familiares, le ayudarán a sentirse más cerca de los suyos. Recuerde que las llamadas a través de Skype son gratis si ha elegido un hotel con wi-fi.
 


Equipos & Talento

martes, 27 de septiembre de 2011

El último cuatrimestre del año es el más propicio para encontrar trabajo

Una de cada cuatro contrataciones registradas en la última década se realizaron entre septiembre y diciembre 

El 27% de la contratación del año se realizó durante la última década en el último tercio del año, por lo que los meses de septiembre a diciembre son idóneos para encontrar trabajo, según un estudio realizado por Randstad.

Por ello, la empresa de recursos humanos ha elaborado un decálogo en el que aconseja a los desempleados elaborar una auditoría personal para conocer qué tipo de puesto le interesa y las condiciones que persigue, además de la búsqueda de fuentes de trabajo. Asimismo, la compañía destaca que el 62% de los trabajadores españoles cree que las redes sociales pueden ayudar a encontrar trabajo, e insta a los aspirantes a presentar el currículum perfecto, a prepararse la entrevista personal y a concentrarse en las pruebas de selección.

También recomienda conocer el estado de las candidaturas y ofrecer un valor añadido a la empresa, junto con dejar la puerta abierta de cara a futuros procesos de selección, mantenerse al día en cuanto a formación y tener una actitud positiva.

 

La Vanguardia

lunes, 26 de septiembre de 2011

No hablarás mal de tu empresa en la red

Comentarios como ‘mi jefe me explota’, ‘trabajo sin contrato’ o ‘sólo los enchufados llegan a la dirección’ son muy habituales. El problema se plantea cuando se hace público en la red, con nombre y apellidos del ofendido y se menciona la empresa. Esta actitud puede dañar su marca personal y le hace un flaco favor si baraja un cambio profesional a medio plazo. Pero, si aun así quiere hablar mal de su jefe existen foros donde puede hacerlo. Allá usted.

Twitter cuenta con más de 300 millones de usuarios, casi la población de Estados Unidos. Y Facebook, la red social por excelencia, con más de 700 millones de perfiles. Sólo dos redes sociales aglutinan mil millones de personas. ¿Imagina la repercusión de un mensaje inadecuado lanzado al espacio virtual? Se estima que los usuarios de Twitter escriben cerca de cincuenta millones de tuits al día.

Los expertos en recursos humanos aseguran que un empleado que saca los trapos sucios del trabajo en Internet puede afectar negativamente a las relaciones laborales. Brian Uzzi, profesor de Liderazgo de la Kellogg School of Management, insiste en que la dirección tiene el deber de asegurar que los comentarios que los empleados publican en los medios sociales no ofendan a otros compañeros.

Y para muestra del efecto de un comentario poco acertado sobre un compañero o la empresa que nos paga un sueldo… el caso de Dominos Pizza. Andrés Pérez Ortega, consultor en posicionamiento personal, recuerda cómo el video en Youtube de unos trabajadores de la multinacional americana haciendo guarradas circuló como la pólvora por todas las redes sociales. Sin embargo, hasta varios días más tarde el director general de la empresa no dio explicaciones que, evidentemente no sirvieron para nada. “Si las empresas permitiesen y fomentasen la presencia de sus empleados en las redes y adquiriesen una buena reputación, seguramente un post de un responsable de producción o unos tuits del jefe de calidad podrían haber tenido un efecto mucho más positivo”, señala Pérez. Hace referencia a otro caso, aunque éste algo forzado: el soldado que filtró los papeles de Wikileaks: “Al final la fama se la llevan otros, mientras él está en prisión”.

Hablar mal del trabajo es un error que puede traer consecuencias negativas no sólo para la empresa, que eso a fin de cuentas es lo que se pretende, sino para la persona que lo hace. Pérez advierte que en el mundo virtual no desaparece nada, “no es beneficioso para la marca personal, salvo que seas un tertuliano en un programa de televisión o jurado en algún concurso de nuevos talentos”.

Los límites
Las redes sociales están abiertas al mundo y cualquiera puede utilizarlas en su beneficio o en su contra. En el caso de las empresas, el debate es si deben filtrar o no el contenido de la información que circula y si se debe regular de alguna manera la circulación de información. Algunas empresas ya han creado lo que se denomina embajadores de marca que velan por el prestigio de la compañía en la red. En opinión de Pérez,”no se trata tanto de incorporar una nueva figura profesional como de que la compañía tenga claros sus objetivos, sus valores, prioridades, los límites y unas mínimas directrices. Entonces, ¿de qué sirve que te abran las puertas si no tienes ni idea de dónde dirigirte?”.

Este experto en posicionamiento de marca explica que otro de los temores injustificados de la cúpula directiva es que piensa que todo el mundo va a escribir un blog o una cuenta en Twitter, “pero la experiencia me dice que nadie tiene interés en mantener todo esto. En una gran empresa se cuentan con los dedos de una mano el número de personas que quieren dedicarse a escribir sobre su trabajo”. El control no lleva a ningún lado. Ya en 1969 Frederick Herzberg lanzó su teoría del enriquecimiento del trabajo: “Cuando se crean barreras que obstruyen los canales de comunicación en la organización, el empleado puede sentirse desconectado de la visión y de la estrategia de la compañía”.

Dónde hablar mal del jefe
Pero si a pesar de estas recomendaciones le tienta hablar mal de su jefe, existen foros donde puede hacerlo y… con nombre y apellidos. Así, bossrater.com permite a los usuarios calificar a sus supervisores de la A a la F, en rasgos tales como la honestidad y la confiabilidad. En eBossWatch.com se listan los mejores y los peores jefes de Estados Unidos. Puede buscarlos y clasificarlos. Este espacio permite que las personas califiquen de forma anónima a sus jefes actuales o antiguos por medio de un formulario de evaluación, de manera que las personas que buscan empleo puedan evaluar a los posibles empleadores.

Otra plataforma similar es GetaGreatBoss que facilita perfiles directivos con calificaciones sobre ‘los mejores jefes para trabajar’. Así, los potenciales empleados reciben por correo electrónico, de forma anónima, las evaluaciones sobre el estilo de gestión y otra serie de contenidos que informan a los potenciales candidatos acerca de sus posibles jefes.


viernes, 23 de septiembre de 2011

La cara oscura del ‘networking’

Las oportunidades que ofrece una buena red de contactos están claras. Sin embargo, se pueden truncar si se deconoce cómo gestionarla. La búsqueda del beneficio, las prisas o esperar a recibir favores acabarán con sus posibilidades de ser un buen 'networker'.

Llega a un evento de networking, observa el panorama y decide repartir a diestro y siniestro su tarjeta de visita. A la vez, se dedica a recopilar las de otros asistentes sin importar cuál es su cargo y a qué sector se dedican. Charle con alguno, pero simplemente habla sobre su empresa. Tampoco tiene un discurso elaborado ni una estrategia definida a la hora de establecer contactos: sólo busca vender más. Se va del acto sin dar las gracias y, por supuesto, también acudirá a la próxima cita, porque se ha propuesto asistir indiscriminadamente a todos los eventos de networking de su ciudad. Enhorabuena. Ha conseguido cometer un gran número de errores a la hora de crear y gestionar su red profesional.

"El networking no es nada nuevo ni mágico que dé resultados inmediatos. No deja de ser, en definitiva, el boca oreja más informal, pero aplicando elementos estratégicos y con mayores posibilidades, tanto en el ámbito presencial como virtual", explica Rosaura Alastruey, directora de ProyectosTic. Para no cometer fallos, este arte de origen anglosajón exige unas reglas de comportamiento y cierto conocimiento para que dé sus frutos. "Es mejor no hacer networking que hacerlo mal", sentecia Pol Santacana, responsable de Viadeo España.

No meta la pata
Los estadounidenses consideran que el networking sólo sirve para hacer negocios, y para encontrar o cambiar de trabajo, según comenta Alastruey. Sin embargo, para la experta, "esta práctica sirve para todos los aspectos de la vida, siempre y cuando se sepa utilizar".

Andrés Pérez, consultor en posicionamiento personal, establece tres formas de hacer un mal uso: La primera es la omisión, es decir, un profesional se abre un perfil en una red profesional, y nada más. Ni lo mantiene ni actualiza, con lo que acabará muriendo. Otro error se deriva de considerar a la Red como un espacio para pedir favores, vender o tratar de obtener algo. En este caso, "la mala reputación de alguien que sólo busca su propio beneficio se extiende a la velocidad de la luz", advierte Pérez.

El tercer error lo comete aquel profesional que aporta continuamente información. "Puede ser por agradar o por sentirse parte del grupo; pero si no existe una relación equilibrada entre los miembros de la red, puede llegar a ser muy perjudicial", añade Pérez.

La búsqueda de resultados inmediatos y las prisas tampoco deben guiar al buen networker. Sonia Fernández, directora general para Europa de Vindico, expone que "fallamos si pensamos que creando nuestra red de contactos obtendremos beneficios de forma rápida. Las personas más efectivas haciendo networking son las que no esperan nada a cambio y, desde luego, no de forma inmediata".

Ariel Eckstein, director general de LinkedIn en EMEA, aconseja separar el networking personal del profesional; tener un perfil actualizado y completo y, sobre todo, participar. En concreto, según Eckstein, "hay que comportarse de la misma forma en la vida online y en la offline. No existen tantas diferencias entre las dos esferas".

Los expertos argumentan diversas causas para explicar los errores que se cometen en la gestión de los contactos. Santacana apunta al desconocimiento del entorno como razón principal: "Estamos ante un medio nuevo de relación, y todavía estamos aprendiendo su funcionamiento y asimilando lo que nos puede aportar".
Andrés Pérez, por su parte, achaca los fallos a una falta de objetivo, de oferta y de organización. "El networking no consiste en acudir a un evento o darse de alta en una red social. Para que funcione hay que diseñar una estrategia, porque una red de contactos no se echa, se teje”.

Los fallos
1. Urgencia: Utilizar la Red cuando se tiene prisa o sólo por necesidad.
2. Aprovecharse de los contactos para buscar el beneficio propio o para venderse uno mismo.
3. Recopilar tarjetas de visita sin realizar un seguimiento posterior de los contactos.
4. Asistir a las reuniones sociales sin participar o acudir indiscriminadamente a todos los eventos, así como mantener una actividad virtual muy constante.
5. Convertir el networking en una actividad mecánica o considerarlo sólo como una diversión.



jueves, 22 de septiembre de 2011

La inteligencia emocional es como un guante de seda

La inteligencia emocional era un concepto prometedor que no acabó de influir de forma práctica y decisiva en la empresa, especialmente en la empresa española. Michael de José Belzunce reflexiona sobre este concepto tan conocido superficialmente por la mayoría de directivos españoles y tampoco ha llegado nunca a ponerse en práctica en sus compañías.






Directivos CEDE

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Las enfermedades profesionales declaradas suben un 12%

UGT ha denunciado que, aunque se ha incrementado un 12% el número de enfermedades profesionales durante el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2010, con 10.517 casos, todavía se produce una infradeclaración de las mismas, muchas de las cuales pasan como comunes, con el consiguiente sobrecoste para el Sistema Público de Salud, por el miedo a perder el trabajo.

Según el informe elaborado por el sindicato, de estas enfermedades declaradas, 5.201 causaron baja (+3%), y en otros 5.316 casos no fue necesario (+22% más). Además, destaca que 89 empresas han superaron los límites de siniestralidad permitidos, frente a las 62 del mismo periodo de 2010.

Estas cifras están lejos de las de 2006, año en el que se aprobó el nuevo sistema de notificación y registro, para evitar precisamente la infradeclaración de enfermedades profesionales y que éstas fueran tratadas como enfermedad común.

Así, en los seis primeros meses de 2011 se han declarado 3.240 enfermedades profesionales menos que hace cinco años. En concreto, se han declarado un 56% de enfermedades profesionales con baja menos que entonces, aunque se han registrado 161% más de enfermedades profesionales sin baja.

UGT considera que estos datos se deben más al temor que tienen los trabajadores en la situación actual a perder su puesto de trabajo si tienen que solicitar una baja, que a la aplicación de medidas preventivas en el seno de las empresas.

UGT asegura además que habría muchas más enfermedades profesionales si se reconocieran como tales las patologías no traumáticas causadas por el trabajo (que ascienden a 6.372 casos en este periodo) y las enfermedades que derivan de los riesgos psicosociales.

Para acabar con la infradeclaración de las enfermedades profesionales UGT demanda el cumplimiento estricto del Real Decreto de Enfermedades Profesionales, destinado precisamente a hacer que salgan a la luz este tipo de enfermedades; la inclusión en la futura Ley de Salud Pública de un apartado concreto de salud laboral que mejore los mecanismos de defensa de la salud de los trabajadores; adoptar en el cuadro de enfermedades español la lista de enfermedades profesionales reconocidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT); y mejorar el sistema de gestión de las mutuas, entre otras medidas.

martes, 20 de septiembre de 2011

¿Compensa ser un 'trabajador extremo'?

Jornadas laborales que superan las 70 horas semanales, flujos de actividad impredecible, viajes frecuentes... Son algunas condiciones de una especie profesional para la que el trabajo es una prioridad frente a las relaciones sociales, familiares o la propia salud. La situación económica, además, incrementa las exigencias por parte de las empresas. La inseguridad lleva a la resignación y a la sumisión.

Robert Frank, articulista de The Wall Street Journal, contaba en cierta ocasión la experiencia de una cena en casa de un alto directivo en California: "Durante las dos horas que estuve en su casa, atendió seis llamadas en su teléfono móvil, envió 18 correos electrónicos, y estuvo dándole vueltas a un par de nuevas ideas de negocio... Al finalizar la velada, mientras apuraba su último sorbo de vino, me dijo que le resultaba muy agradable poder disfrutar de una cena relajada".

Quizá no se lo haya planteado todavía, pero es hora de que se pregunte si es usted un trabajador extremo. No se trata de que ocupe un puesto arriesgado, de que su profesión sea peligrosa o desarrolle su vida laboral en un país conflictivo. Entre los pasajeros del vagón de tren o de metro en el que acude cada día al trabajo puede haber un buen puñado de trabajadores extremos, embozados tras un periódico o consultando su dispositivo móvil, si es que la conexión lo permite...

Si está sometido a un ritmo de trabajo vertiginoso con plazos muy ajustados para todo y a un flujo impredecible de actividad, manteniendo jornadas de entre 70 y 120 horas semanales; si está obligado a viajar constantemente por cuestiones profesionales o a acudir con frecuencia a eventos relacionados con su trabajo más allá de las horas de oficina, tiene usted todas las papeletas para ser considerado como un empleado extremo, una especie laboral para quien el trabajo es una prioridad frente a las relaciones sociales o la propia salud. Un estudio de la consultora Catalyst, junto con la Brandeis University de Estados Unidos, revela que un 69% de aquellos que mantienen trabajos extremos reconoce que estos minan su salud; un 46% admite que suponen un obstáculo crucial en su matrimonio; y un 58% cree que su actividad profesional dificulta su relación con los hijos.

En realidad, casi el setenta por ciento de los trabajadores extremos asegura que está dispuesto a sacrificar su bienestar y su vida social, aunque un 36% cree que no podrá mantener ese estilo de vida durante más de un año. Montse Ventosa, fundadora de Sticky Culture, considera que la filosofía del trabajador extremo no es sostenible: "Ahora muchas empresas se aprovechan de la situación para presionar a sus empleados. Así no se rinde al cien por cien; no se puede ser plenamente productivo, porque la persona no está centrada ni equilibrada. Muchos de los que se encuentran en esta situación acaban haciendo downshifting". Estos downshifters son lo contrario a los workaholics de toda la vida, los adictos al trabajo, ya que el downshifting es propio de aquellos que llegan a la conclusión de que no merece la pena trabajar semejante número de horas, porque lo que se obtiene a cambio es difícil de disfrutar. Para ellos no hay dinero ni ascensos que compensen el tiempo no ocupado en otras actividades, así que abandonan y simplifican su vida al máximo.

Una realidad de miedo
Ovidio Peñalver, socio director de Isavia Consultores, explica que, desde el punto de vista del empleado o asalariado, "la realidad actual se impone: el paro sube; los mercados muestran una gran inestabilidad... Se instala el miedo a perder el trabajo o a no encontrar uno nuevo, y todo esto provoca resignación y sumisión, que desgasta la autoestima de la gente y lleva a la inseguridad".

Peñalver cree que, desde la perspectiva del empresario, "el que es jefe tiene miedo a sobrevivir a esta crisis. Se pide y se exige a los empleados de una forma desmedida porque 'así tiene que ser'. Se oyen argumenos del tipo 'esto es lo que hay para mantener el trabajo' o 'por menos, otros lo harían igual o mejor que tú'". El experto concluye que "en este escenario se genera un caldo de cultivo propicio para la pseudoexplotación y el semiesclavismo, porque el miedo genera aceptación y complicidad".

José María Gasalla, profesor de dirección de recursos humanos de Esade, recuerda que "cada realidad exige nuevos objetivos y modelos de gestión: hemos evolucionado en los últimos cien años de jornadas de diez horas hasta las de siete u ocho horas, pero eso se puede mantener en un sistema económico que consiga una productividad determinada. En la situación actual, la competencia global aumenta, se exige más productividad y rentabilidad y se responde con reducción de costes, y uno de los más permanentes es el laboral. Las empresas reducen personal para hacer lo mismo con menos gente. Seguimos utilizando los recursos humanos, incluso manipulando. En tiempos de crisis, los modelos de conciliación e igualdad pasan a un segundo plano". Gasalla advierte que "hoy nos encontramos en una situación especial. Cabe preguntarse si se trata de algo transitorio o si marcará la pauta en el futuro y se convertirá en un modelo, pero aunque nos pueda parecer que estamos al borde de un precipicio, merece la pena no seguir mirando todo el tiempo el corto plazo".

Ovidio Peñalver critica también esa búsqueda del corto plazo y de la mera supervivencia, que lleva al estrés colectivo mantenido. Es algo que pasará factura en forma de enfermedades, conflictividad o falta de productividad a largo plazo.

Aunque algunos estudios aseguran que aquellas personas que se marcan objetivos ambiciosos tienden a estar más satisfechos que los que se conforman con expectativas más bajas, lo cierto es que en situaciones de tensión colectiva hay gente que se crece. Peñalver hace referencia al estilo yuppie de la década de los 80, ejemplificado en el Gordon Gekko de la película Wall Street. El propio Gekko sostenía que "lo extremo está bien. Lo extremo funciona. Lo extremo es esclarecedor, va al grano y captura la esencia del espíritu evolucionista. La avidez, en todas sus formas –por la vida, por el dinero, por el amor, por los conocimientos y la sabiduría– ha constituido el motor que ha hecho avanzar a la humanidad".

Peñalver explica que "el caldo de cultivo mencionado anteriormente genera este tipo de perfiles profesionales extremos, que gustan de una cierta erótica de sobrevivir en este entorno, algo que le va sólo a unos pocos".

El socio director de Isavia concluye que "debemos reflexionar qué estilo de vida queremos tener dentro de cinco años, cuál es nuestra misión y qué valores perseguimos".Gasalla coincide en que "todos queremos sentirnos queridos y valorados. Debemos ser serios en nuestros planteamientos y saber lo que queremos y podemos en cada momento".

Para Peñalver, resulta fundamental preguntarse para qué quiero trabajar; qué quiero conseguir con mi trabajo, y cuánto necesito para vivir digna y decentemente: “reflexiona primero, y actúa después. No dejes que te exploten. Deja de ser víctima y hazte protagonista de tu propio destino”.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Ser educado en la oficina no es una ventaja, y menos monetaria

Los profesionales poco amables pueden ser considerados más competentes en virtud de su falta de afecto

La educación, en el lugar de trabajo, no es una ventaja. De hecho, puede convertirse en una desventaja. Eso es lo que un estudio, que se publicará en el próximo Journal of Personality and Social Psychology, muestra. El informe ha sido publicado ya en el periódico francés Libération y ha dado a conocer que en las oficinas, las personas malhumoradas y desagradables tienen más éxito que las afables.

Según dicho estudio, las personas malhumoradas llegan a ganar el 18% más que sus compañeros amables. Por lo tanto, ser cortés, generoso, amigable es la peor salida económicamente hablando, según estas conclusiones.

El lugar de trabajo ha sido, en los últimos años, una gran muestra para los psicólogos e investigadores ya que, como en este caso, permite descubrir las verdades ocultas tras el universo de las relaciones entre los individuos. El hecho de que la gente negativa y desagradable tenga más éxito que la sociable puede parecer paradójico, pero en el trabajo no lo es.

Según el estudio, los profesionales poco amables pueden ser considerados más competentes en virtud de su falta de afecto y calidez. No sólo eso: los simpáticos tienen a menudo la prioridad de tener buenas relaciones con los compañeros y trabajar en paz, mientras que los "bordes" dedican toda su atención al éxito personal. Los "duros", en definitiva, salen favorecidos en un ambiente competitivo como el trabajo, mientras que los "amables", entre concesiones, sonrisas y detalles, corren el riesgo de quedarse atrás.

La distancia del 18% sobre el salario que separa a los hombres con tendencia a ser desagradables de los que tienden a ser amables se reduce al 5% cuando se trata de mujeres, que, sin embargo, si son bellas, ganan más.
 

viernes, 16 de septiembre de 2011

Comercial, administrativo, analista de datos y programador, los más demandados en España

Key account manager, consultor business intelligence e ingeniero de procesos son los mejor remunerados

El estudio hecho por el buscador de empleo Jobssy revela los puestos más demandados y mejor pagados durante lo que va de año en España. Además, señala que Valencia es la Comunidad Autónoma que más puestos ha recuperado en las áreas administrativa y comercial. El estudio pone de manifiesto que el mercado se comprime y las empresas buscan personal con mucha menos experiencia para reducir los costes en salarios, pero posteriormente los desarrollan en su puesto de trabajo.

Los más demandados
Los puestos más demandados se encuentran en el sector en mayor crecimiento: las tecnologías de la información. Además, se cuelan otros puestos tradicionales como el de delegado comercial o administrativo.

Administrativo
Es el puesto más demandado por las empresas, una constante que se mantiene en los últimos años. Con dos o tres años de experiencia y un salario medio de entre 14.000 y 24.000 euros según la valía y los idiomas.

Delegado comercial
El perfil comercial es tradicionalmente uno de los más solicitados, pero con la crisis el perfil comercial se convierte en el más solicitado. Según Javier Sevilla, CEO y socio fundador de Jobssy, “las compañías esperan de un delegado comercial capacidad de penetración en cuentas y unos contactos con clientes clave que hagan posible producir facturación mucho más rápido”.

Programador Java
Los profesionales de la tecnología Java han sido los más buscados en el área de tecnologías de la información un año más. Para Javier Sevilla “un informático medio está demandando actualmente entre un 10 y un 15% de salario más que el año pasado”.

Analista financiero
Este profesional analiza la situación financiera de una empresa y realiza un diagnóstico en el que se reflejan aspectos como la rentabilidad, la liquidez o el riesgo, con el fin de tomar decisiones de compra o venta. Para este puesto se valora dominar el inglés y algún otro idioma así como la formación complementaria como un posgrado o un MBA.

Los mejor remunerados
Key account manager (Director de grandes cuentas)
El director de grandes cuentas se engloba dentro del equipo comercial y se encarga de construir alianzas estratégicas con los grandes clientes. La retribución de un director de grandes cuentas, se sitúa entre los 60.000 y 80.000 euros anuales, más un variable que puede alcanzar entre un 20 y un 25% de su sueldo fijo.

Consultor Business Intelligence
Se conoce por Business Intelligence la metodología para transformar datos de la empresa en información estructurada para tomar decisiones. Se utilizan diferentes plataformas novedosas y por ello hay pocos profesionales con experiencia. La retribución de un consultor Business Intelligence es de entre 40.000 y 50.000 euros anuales.

Ingeniero de procesos y calidad
Regulaciones relativamente recientes como las políticas medioambientales o la normativa ISO están convirtiendo en indispensable una figura que no abunda en el mercado laboral español: el ingeniero de procesos y calidad. Su salario estaría entre los 40.000 y 50.000 euros brutos anuales, dependiendo de su experiencia.

Menos experiencia, más desarrollo profesional
Finalmente, el estudio también pone de manifiesto que en los últimos años las empresas tienden a valorar menos la experiencia en favor de un desarrollo profesional del trabajador dentro de la corporación que le contrata. Así, hace cuatro años se buscaba un comercial con entre cinco y diez años de experiencia exclusiva en el sector, ahora bastan entre cinco y diez años de experiencia en total, no sólo como comercial.

“Los salarios altos son difíciles de sostener en el periodo actual, con lo que se busca menos experiencia para determinadas posiciones con el fin de desarrollar a las personas en los puestos de trabajo”, explica Javier Sevilla.

Equipos & Talento

jueves, 15 de septiembre de 2011

Oportunidades laborales que nacen de la crisis

Cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. La actual coyuntura económica ha destruido puestos de trabajo y ha transformado el mercado laboral, pero también ha creado nuevas vías de negocio y potencia perfiles que algunos emprendedores saben aprovechar.

En chino la palabra "crisis" también significa "oportunidad". Hay quien ha decidido enfrentarse a la delicada situación económica actual con coraje y ha sabido aprovechar la coyuntura para iniciar una nueva aventura laboral.
Desde emprendedores que han decidido sacar adelante negocios derivados de la crisis hasta perfiles profesionales que se han visto impulsados por la nueva situación, muchas son las alternativas que se han abierto en el mercado. Dicen que cuando el hambre aprieta se agudiza el ingenio y "hay personas que han sabido detectar la oportunidad y han aprovechado las circunstancias para desarrollar su faceta emprendedora", afirma Marisa Latiegui, Executive career consultant en Talent Management de BPI Group. Esta reacción, sin embargo, y según Eduardo Quero, coordinador nacional en Randstad Professionals, "es más usual en personas que han desarrollado posiciones de responsabilidad en empresas".

La situación del mercado inmobiliario y financiero ha propiciado la aparición de compañías dedicadas al control de riesgos y a la venta de pisos embargados. Según Latiegui, "la falta de tiempo también ha generado la creación de empresas que facilitan los servicios propios de la vida cotidiana, como la limpieza, el cuidado de los niños o la atención a los mayores; aquellas que mejoran la calidad de vida, como reformas de vivienda, servicios legales o de salud; y aquellas que ponen a disposición del cliente, vía Internet, ofertas de ropa, cosmética, ocio o viajes a precios muy por debajo del mercado".

Las mismas cualidades que ahora las empresas requieren a los profesionales para incorporarlos a sus filas son las que cumplen estos nuevos negocios: capacidad de adaptación, flexibilidad, creatividad e innovación. "Es muy importante la capacidad de reinvención, no sólo para las personas en particular, también para las compañías", añade la consultora ejecutiva de BPI.

Perfiles de moda
La crisis también ha provocado cambios significativos en las estructuras de las empresas. Las fusiones, adquisiciones y reestructuraciones han puesto en el candelero la figura del coacher. Encarna Maroño, directora de servicio y calidad de Adecco, asegura que estos orientadores han sido uno de los perfiles más demandados últimamente. "Son profesionales dedicados a ayudar a que las personas afectadas por los cambios en sus empresas gestionen este proceso de la mejor manera posible".

Estos cambios también han propiciado el desarrollo de nuevos puestos. José Antonio Ortega, responsable de márketing, comunicación y web de Michael Page, asegura que "estamos asistiendo al nacimiento de nuevas figuras como el responsable de eficiencia energética o el community manager". Este último es tan sólo un ejemplo de los puestos que ahora se demandan en el entorno online. "El lanzamiento de nuevas redes sociales ha propiciado un nuevo marco en todo lo relacionado con la publicidad, márketing, la imagen y la marca. Ha sido un verdadero boom que tendrá un efecto duradero y de transformación", afirma Eduardo Quero. Y no sólo la publicidad y el mundo de la comunicación en general han visto en la red una válvula de escape, el retail también ha hecho uso de la web para no perder cuota de negocio. Así lo explica Noelia Delucas, directora comercial de Hays, que apunta al ecommerce manager como otro de los perfiles más demandados.
Uno de los objetivos de las empresas es aumentar clientela, por ello, y según Delucas, "un buen comercial está muy codiciado hoy día ya que su trabajo, si es bueno, marcará las diferencias con respecto a la competencia". La caída del consumo también ha puesto en boga a los profesionales del área de exportación, pues las empresas se ven obligadas a internacionalizar su negocio. No sólo eso. La necesidad de muchas compañías de reducir costes hace imprescindible la figura del técnico de compras y el gestor de cobros.

En cualquier caso y tal y como afirma Maroño, "si son capaces de adaptarse a las nuevas necesidades y demandas del mercado, no deberíamos hablar de empleos que desaparecen, sino de empleos que se adaptan".

Convertir la dificultad en ventaja
Fernando Acuña y Federico Gaito son los fundadores de Taurus Ibérica, una compañía que nació en 2010 para cubrir las necesidades de bancos, cajas y fondos de inversión, y empresa mater de Pisosembargados.com. Tanto Acuña como Gaito, antiguos directores de banca, se dieron cuenta de que el negocio en el mercado inmobiliario pasaba ahora por la venta de casas embargadas por las entidades financieras y decidieron embarcarse en esta empresa. Su aventura va camino de cumplir dos años y sus previsiones son bastante alentadoras. Según Acuña, "tenemos acuerdos con 27 bancos y cajas para comercializar sus productos, disponemos de unos 35.000 inmuebles y contamos ya con 70 comerciales, una red en continuo crecimiento". Saben que en cinco o seis años las viviendas embargadas serán el único producto inmobiliario que se venda (alcanzarán las 600.000 en dos años), y tienen claro que su compañía no morirá con la crisis pues la mejora económica revitalizará el consumo y el mercado inmobiliario. No son filial de ningún banco, son una empresa especializada en pisos embargados y en asesoramiento a fondos internacionales para invertir en España.


Expansión

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Catorce claves para mantener el trabajo en época de recesión

La mejor forma de cuidar el trabajo es estando comprometido con las tareas diarias y con la organización

A aquellas personas que nunca es necesario llamarle la atención, que siempre realizan sus funciones como corresponde y que tienen una excelente disposición a aceptar órdenes o a enfrentar los cambios, están permanentemente cuidando su trabajo.

Trabajando.com ofrece las claves para ser, finalmente, el empleado que toda empresa quisiera tener y que ninguna deja ir:

Piensa como si tú fueras el jefe. Averigua de qué manera se pueden optimizar los procedimientos de la empresa y cómo se puede ahorrar tiempo, dinero e incrementar utilidades.

No te pierdas en el detalle. Trata de ver las cosas desde arriba.

Hazte acreedor de más responsabilidades.

Identifica tus argumentos: al tener buenas ideas para mejorar situaciones, evalúa los pros y contras de implementarlas, considerando no sólo a tu área sino el beneficio general de la empresa, y una vez que tengas estos argumentos háblalos con tu jefe.

Busca un puesto dentro de tu empresa que sea indispensable. Si estás inseguro de la estabilidad que te puede entregar tu actual puesto, evalúa cuál es el área de la empresa que es indispensable para su adecuado funcionamiento. Por ejemplo, las áreas de producción, operaciones, ventas y capacitación, en el caso que sean empresas de servicios y atención a clientes, son generalmente las últimos en ser recortadas.

Mantén buenas relaciones en el interior de la compañía.

Ten autoconfianza, seguridad en ti mismo. Las personas que tienen autoconfianza son atrevidas, no les importa el qué dirán y poseen la capacidad de sobreponerse. Está muy relacionado con la autoeficacia y autoestima.

Sé creativo, capaz de crear nuevas ideas y ver la realidad de otra manera. Permite innovar, es una cualidad que en el trabajo tengas la capacidad de encontrar soluciones alternativas a los problemas cotidianos.

Sé empático, ten la capacidad de percibir lo que los compañeros del trabajo puedan sentir. Comprensión interpersonal es una habilidad imprescindible en un equipo de trabajo, pues permite tomar decisiones pensando en las consecuencias personales que pueden tener éstas en los compañeros y subordinados.

Ten destreza para comunicar, ya que los buenos comunicadores tienen la capacidad de iniciar conversaciones con todo tipo de gente, de entender y hacerse entender.

Fomenta el trabajo en equipo, ya que es una cualidad fundamental y muy valorada. Aprende a escuchar las opiniones de los demás, así como también a estar dispuesto a colaborar y generar un ambiente de compañerismo.

Ten iniciativa. Ésta es la capacidad de asumir tareas sin que te sean indicadas y trabajar con compromiso.

Maneja la tolerancia a la frustración, ya que es la habilidad para tolerar la molestia, quienes poseen esta cualidad suelen ser personas flexibles, racionales y pacientes.

La flexibilidad es la destreza de adaptarse a los cambios, distintos entornos, circunstancias y personas. Quien es flexible posee capacidad de renovación continua y una mente abierta.

Margarita Chico, directora general de Trabajando.com México señala que, “es muy importante que el trabajador sea un profesional proactivo en vez de reactivo, que busque oportunidades y explote los recursos necesarios para lograr sus metas, esto se debe ver reflejado en el trabajo cuando demuestra ser responsable, eficaz, pone atención a los detalles, propone ideas, se adelanta a los conflictos y es perseverante”.

“Por otro lado, la motivación personal también es importante, pues los trabajadores serán más productivos y se sentirán más comprometidos con la empresa” finaliza Chico.


Equipos & Talento

martes, 13 de septiembre de 2011

Que la suerte le acompañe en su nuevo proyecto

La suerte se consigue trabajando en ella. Cuando se embarca en un nuevo proyecto, dejar en manos del azar el éxito de su empresa es como conducir con los ojos vendados. Debe marcarse un objetivo, estar atento a lo que la sociedad demanda y ser perseverante en su trabajo.

En un ámbito laboral tan complicado como el actual con pocas oportunidades de negocio, los proyectos que nacen buscan una estrella que les asegure la buena fortuna. Lo mismo pasa en la búsqueda de trabajo, ante el gran número de candidatos para una misma oferta los profesionales creen que la suerte será el factor decisivo para ser elegido. Así lo demuestra el estudio realizado por Randstad, del que se desprende que un 22% de los profesionales españoles afirma que la suerte es uno de los valores que más influye a la hora de conseguir un empleo, sólo por detrás de una buena red de contactos. Estas apreciaciones varían mucho de las de los principales directores de recursos humanos de nuestro país. Éstos últimos coinciden en señalar la formación y el talento como los factores que más pesan en la elección de personal. Y la única forma de tener suerte es mantener una actitud que la atraiga.

Pasos para atraer a la buena fortuna
"Si confías tu suerte a las casualidades será también una casualidad que te vaya bien". Esta premisa es una de la claves que el emprendedor Xavier Gabriel, recoge en su libro Nada es imposible , de la editorial Alienta. Una guía para alcanzar el éxito a la hora de emprender. A pesar de haberse hecho conocido por repartir suerte, es el fundador de la conocida administración de lotería La Bruixa d'Or, el no confía en el azar. Sólo se tiene suerte en los negocios si se trabaja en ellos. “Los cansados son enemigos de la suerte cuando descubren que hay que sudarla”.

Gabriel invita, a través de su libro, al lector a conocer el emprendedor que lleva dentro. Este empresario, que comenzó como botones en un banco, desvela los principios que le han permitido conseguir sus metas y considera que para alcanzar el éxito es imprescindible aceptar el fracaso como un paso inevitable en este camino y conservar el optimismo como una constante en toda su trayectoria. “Si no tienes nada, eres candidato a tenerlo todo”.

Y la suerte poco tiene que ver en esto. Para conseguir avanzar, labrarse una carrera como empresario, cumplir los sueños, lo importante es ser constante, coherente. La receta que propone Xavier Gabriel pasa por atreverse a sacar adelante el sueño empresarial, pero siempre sin correr riesgos innecesarios que no significa renunciar a ser valiente. “La valentía es la primera arma para enfrentarse a la selva de la vida”.

Con este libro, Xavier Gabriel no sólo asegura que quien es emprendedor lo será siempre, también da pistas sobre cómo garantizarse el triunfo en esta aventura: cómo transformar una idea en una empresa de éxito, cómo generar noticias y publicitarse sin coste y cómo hacer frente a la competencia.

Con pequeñas anécdotas que conforman toda una vida de proyectos, el que pretende ser el primer turista español en viajar al espacio, explica cómo hacer realidad una empresa.

viernes, 9 de septiembre de 2011

"La cultura de la queja lleva a Occidente a la decadencia"


Una cultura basada sólo en los derechos individuales no lleva a la armonía personal ni colectiva, porque, quien es educado en la convicción de que tiene derecho a todo siempre encuentra motivos para la queja.

¿Y no es así?
Al contrario: si vives convencido de que tienes todos los derechos, crees que la única razón de tu insatisfacción es que alguien no te los ha dado. Y de ese modo pierdes la oportunidad de tener responsabilidades. Y, por ello, eres desgraciado, porque pierdes el control sobre tu propia existencia.

¿Por qué?
Porque si sólo crees tener derechos, la causa de tu insatisfacción no está en ti mismo, sino en los demás, en algo que otros no te dan. Y, al pensar así, te conviertes en un niño mimado y dependiente al que por mucho que se le dé todo, siempre le faltará algo.

¿La cultura de los derechos es también la de la queja y la insatisfacción?
Exactamente. Por eso Occidente siempre se queja y por eso ustedes siempre están insatisfechos por mucho que tengan.

Ahora tal vez tengamos motivos.
Todo está relacionado. La cultura de la queja es la razón de la decadencia de Occidente. Porque, además de insatisfechos, esa cultura de los derechos individuales sin ninguna responsabilidad social también los hace a ustedes egoístas e improductivos.

También esa cultura nos hacía –hasta ahora– más prósperos que nadie.
El tiempo ha puesto las cosas en su sitio y cuando, por fin, en la India y Asia nos hemos liberado de su colonialismo, nuestro sentido de la responsabilidad nos ha permitido volver a ser prósperos.

¿Cómo?
La India y toda Asia y sus sociedades colectivistas están basadas en el sentido del deber hacia los demás: el pueblo, la familia, la sociedad. Por eso ahora ya estamos compitiendo con ustedes en el terreno económico.

No sé si veo la relación...
Una sociedad como la occidental, basada en la continua reclamación de derechos, los condena a la queja. Y los culpables siempre son los demás: el Estado, el empresario, tu familia, los políticos, el municipio... Pero lo peor es que, de ese modo, dejas la responsabilidad de tu vida a alguien que no eres tú. Tú deberías ser, en cambio, quien decidiera sobre tu propia satisfacción.

¿Cómo recuperas la iniciativa?
Dando. Basando tu vida en las obligaciones y las responsabilidades. Eso volvería a hacerlos más productivos a ustedes los occidentales. Porque, para que te den algo que crees merecer, sólo tienes que ser lo suficiente insistente y hasta quejica, y tal vez te lo acaben dando. Pero para poder dar algo a los demás, antes tienes que haberlo producido y creado, y después ser generoso.

Dar no es la cultura imperante aquí.
Si fundas tu existencia en la responsabilidad y la generosidad de dar, recuperas el control sobre tu propia existencia. Porque dar depende sólo de ti; recibir te pone a merced de los demás. Si fundas tu familia sólo para recibir amor y derechos, nunca obtendrás bastante y acabarás abandonándola.

¿Por qué?
Porque el único modo de lograr tener una familia duradera es vivir para dárselo todo. Mi única mujer y yo llevamos 58 años casados...Y felices. Porque nunca pensamos en lo que nos debe el otro, sino en lo que podemos darle a él y a nuestros hijos. El día en que piensas más en lo que recibes que en lo que das, la familia deja de tener ningún sentido. Nunca te dará bastante.

¿Esa actitud requiere tener religión?
Es universal y eterna en el ser humano que se conoce. Las civilizaciones que progresan están fundadas en la generosidad, en personas que trabajan, crean y dan a los demás.

Adam Smith creía que los egoísmos individuales arbitrados en mercados eficientes crean prosperidad colectiva.
Ese tipo de actividad puede darte prosperidad, pero no paz interior. No es que la prosperidad sea mala en sí, pero si no va acompañada de crecimiento interior, no satisface a nadie. Al contrario, esa hiperactividad te estresa, y te vuelve engreído e intratable.

¿Por qué?
Porque el único placer real que da ganar algo es poder compartirlo. Lo descubre el vedanta desde hace milenios. Y de él bebieron Platón, Sócrates, Jesucristo y Mahoma. Y miles de maestros de todas las culturas.

¿En qué consiste?
No hace falta una fe ciega ni ascetismo ni grandes revelaciones. Llegará a esa verdad por su propio sentido común. No se trata de ser santo, sino simplemente sensato.

¿Disciplina mental?
Madurez. Y no me refiero a la acumulación de conocimiento, sino a sabiduría vital. El placer, por ejemplo, lleva aparejado el desplacer. Si usted bebe por placer, acabará sufriendo por la bebida, a menos que aprenda a controlar su deseo –es la neutralización– y madure hasta descubrir que beber menos es la mejor forma de disfrutarlo más.

También depende de con quién bebas.
La causa de una relación mala no está en el otro, sino en tu propia actitud. El defecto no está en el amigo, el coche, la casa, la esposa... sino en ti mismo, en tu actitud hacia ellos. Todo conflicto de relación es una oportunidad para estudiarte y corregirte. Antes de quejarse de los demás, estúdiese y verá que el problema está en usted.

La solución eres tú
"Una mujer buena te hará feliz: la mala te hará filósofo", ironiza el swami (maestro) Parthasarathy y asiente el empresario Luis Daswani, pionero del vedanta en Catalunya y su palco del Camp Nou, donde da buen karma al Barça. El vedanta no es religión ni secta ni pide dinero ni fieles. Es una disciplina milenaria de raciocinio de la que beben tradiciones como la socrática, la aristotélica, la cristiana o la musulmana. De ella aprendo neutralización: para disfrutar más de la bebida, bebe menos (sirve para cualquier placer). Y me dice cómo localizar problemas: busca el problema en ti mismo –corrige tu actitud– y deja de echar la culpa a los demás. En ti está todo problema y toda solución.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Oberta la preinscripció per a la tercera edició de l'e-formació, per a persones aturades




Podeu preinscriure-us fins el 20 de setembre

Ja està oberta la preinscripció per a la tercera edició dels cursos de l’e-formació, el programa de formació virtual a distància del SOC, fins el proper 20 de setembre. Les persones interessades en realitzar algun curs de formació virtual a distància podeu consultar l’oferta formativa per saber quines especialitats i cursos s’ofereixen. L’àmplia oferta formativa està distribuïda en diverses competències professionals, com ara digitals (disseny web, iniciació a l’ofimàtica o edició de vídeo), d’emprenedoria i gestió de microempreses (direcció i gestió de microempreses, cloud computing o recursos per a la creació d’empreses), de logística i operacions (administració de magatzem i transport o gestió d’aprovisionaments), administratives (tècniques de gestió administrativa o informació comptable i financera per a administratius/ves) o de turisme (gestió de serveis turístics o ecoturisme), entre d’altres.

Tots els cursos de l’e-formació, un mètode d’aprenentatge flexible que permet a l’alumnat gestionar el seu propi ritme d’estudi, són gratuïts i s’adrecen prioritàriament a treballadors i treballadores en situació d’atur.
Per a més informació sobre aquest programa i preinscriure-us, cliqueu aquí.


La economía de la felicidad

Vivimos en una época de vértigo. A pesar de la riqueza total sin precedentes del mundo, existe una gran inseguridad, un gran malestar y una gran insatisfacción. En EE UU, una amplia mayoría de los ciudadanos creen que el país está "en el camino equivocado". El pesimismo se ha disparado. Lo mismo es válido en muchos otros lugares.

Frente a este contexto, ha llegado la hora de volver a considerar los motivos básicos de la felicidad en nuestra vida económica. La búsqueda implacable de mayores ingresos está conduciendo a una desigualdad y a una ansiedad sin precedentes, y no a una mayor felicidad y satisfacción en la vida. El progreso económico es importante y puede mejorar marcadamente la calidad de vida, pero solo si es un objetivo que se persigue junto con otros.

En este sentido, el reino de Bután, en el Himalaya, viene liderando el camino. Hace 40 años, el joven y flamante cuarto rey de Bután hizo una elección notable: Bután debía perseguir la "felicidad nacional bruta" (FNB) en lugar del producto interior bruto (PIB). Desde entonces, el país ha experimentado una estrategia alternativa y holística para el desarrollo que hace hincapié no solo en el crecimiento económico, sino también en la cultura, la salud mental, la compasión y la comunidad.

Decenas de expertos recientemente se reunieron en la capital de Bután, Thimphu, para analizar la experiencia del país. Fui uno de los anfitriones junto con el primer ministro de Bután, Jigme Thinley, un líder en materia de desarrollo sostenible y un gran defensor del concepto de FNB. Nos reunimos tras una declaración de la Asamblea General de Naciones Unidas del mes de julio que instó a los países a examinar de qué manera las políticas nacionales pueden promover la felicidad en sus sociedades.

Todos los que nos reunimos en Thimphu coincidimos en la importancia de buscar la felicidad en lugar de la riqueza nacional. La cuestión que analizamos es cómo alcanzar la felicidad en un mundo que se caracteriza por la rápida urbanización, los medios de comunicación de masas, el capitalismo global y la degradación ambiental. ¿De qué manera puede reordenarse nuestra vida económica para volver a crear una sensación de comunidad, confianza y sostenibilidad ambiental?

He aquí algunas de las conclusiones iniciales.

Primero: no deberíamos denigrar el valor del progreso económico. Cuando la gente tiene hambre, carece de las necesidades básicas como agua potable, atención médica y educación, y no tiene un empleo digno, sufre. El desarrollo económico que alivia la pobreza es un paso vital para fomentar la felicidad.

Segundo: la búsqueda incesante del PIB sin tener en cuenta otros objetivos tampoco conduce a la felicidad. En EE UU, el PIB aumentó marcadamente en los últimos 40 años; no así la felicidad. Por el contrario, la búsqueda inquebrantable del PIB llevó a grandes desigualdades en materia de riqueza y poder, alimentó el crecimiento de una vasta subclase, sumergió a millones de niños en la pobreza y causó una seria degradación ambiental.

Tercero: la felicidad se logra a través de una estrategia equilibrada frente a la vida por parte tanto de los individuos como de las sociedades. Como individuos, no somos felices si se nos niegan nuestras necesidades elementales, pero tampoco somos felices si la búsqueda de mayores ingresos reemplaza nuestra dedicación a la familia, los amigos, la comunidad, la compasión y el equilibrio interno. Como sociedad, una cosa es organizar las políticas económicas para que los niveles de vida aumenten y otra muy distinta es subordinar todos los valores de la sociedad a la búsqueda de ganancias.

Sin embargo, la política en EE UU permitió cada vez que las ganancias empresariales dominaran todas las demás aspiraciones: imparcialidad, justicia, confianza, salud física y mental y sostenibilidad ambiental. Los aportes corporativos a la campaña cada vez socavan más el proceso democrático, con la bendición del Tribunal Supremo de EE UU.

Cuarto: el capitalismo global plantea muchas amenazas directas a la felicidad. Está destruyendo el medio ambiente natural a través del cambio climático y otros tipos de contaminación, mientras que una corriente implacable de propaganda de la industria petrolera hace que mucha gente desconozca esta situación. Está debilitando la confianza social y la estabilidad mental, mientras que la prevalencia de la depresión clínica aparentemente está en aumento. Los medios de comunicación de masas se han convertido en lugares desde donde transmitir los mensajes corporativos, muchos de ellos manifiestamente en contra de la ciencia, y los estadounidenses padecen un creciente rango de adicciones de consumo.

Consideremos de qué manera la industria de la comida rápida utiliza aceites, grasas, azúcar y otros ingredientes adictivos para crear una dependencia poco saludable de alimentos que contribuyen a la obesidad. Un tercio de los estadounidenses hoy son obesos. En definitiva, el resto del mundo seguirá sus pasos a menos que los países restrinjan las prácticas corporativas peligrosas; entre ellas, la publicidad de alimentos adictivos y poco saludables para los jóvenes.

El problema no es solo la comida. La publicidad masiva contribuye a muchas otras adicciones de consumo que implican grandes costes para la salud pública; entre ellas, un tiempo excesivo frente al televisor, apuestas, consumo de drogas, tabaquismo y alcoholismo.

Quinto: para promover la felicidad, debemos identificar los muchos factores más allá del PIB que pueden aumentar o reducir el bienestar de la sociedad. La mayoría de los países invierten para medir el PIB, pero gastan muy poco para identificar las causas de la mala salud (como la comida rápida y el tiempo excesivo frente al televisor), la caída de la confianza social y la degradación ambiental. Una vez que entendamos estos factores podremos actuar.

La búsqueda demencial de ganancias empresariales nos está amenazando a todos. Sin duda, deberíamos respaldar el crecimiento económico y el desarrollo, pero solo en un contexto más amplio que promueva la sostenibilidad ambiental y los valores de la compasión y la honestidad que se necesitan para generar confianza social. La búsqueda de la felicidad no debería estar confinada al bello reino montañoso de Bután.

Jeffrey D. Sachs es profesor de economía y director del Earth Institute en la Universidad de Columbia. También es asesor especial del secretario general de Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio. © Project Syndicate, 2011.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sesión de Formación Barcelona: Cómo realizar un buen control del programa de viajes





Una vez pasado el periodo vacacional, Forum Busines Travel reanuda sus sesiones formativas con una jornada que se celebrará el próximo 29 de septiembre en Barcelona.. Vete reservando la fecha porque el contenido va a ser del máximo interés para todo aquel que gestiona la cuenta de viajes en su empresa.


Bajo el título "Cómo realizar un buen control del programa de viajes", la ponencia va a diseccionar los principales indicadores que ayudan a realizar el seguimiento de la política y detectar las desviaciones. Es un tema de cierta complejidad y con numerosas variables que es necesario priorizar. FBT te va a ayudar a hacerlo.

Además de los habituales grupos de trabajo para debatir los casos prácticos, tendremos también la participación de Samuel Chaves, experto en responsabilidad social corporativa, que nos orientará para que las compras a los proveedores de viajes sean más responsables.

Esperamos contar con tu presencia.
 
Puedes inscribirte ya en el siguiente enlace

"Cómo realizar un buen control del programa de viajes"


Fecha:
29 Septiembre 2011
Lugar:
Hotel Tryp Apolo
Avinguda del Paral·lel, 57-59
08004 BARCELONA




E s t r u c t u r a
09:30 - 10:00: Café de bienvenida (30 minutos)
10:00 - 11:00: Ponencia de Gestor de Viajes (1 hora)
“Como realizar un buen control del programa de viajes”
1.       Objetivo de la sesión de formación
2.       Claves de éxito
3.       Los sistemas de control y seguimiento del programa de viajes:
 a.       Cuadro de mando
 b.      SLAs:
 c.       KPIs
4.       Conclusiones
11:00 - 12:30: Caso práctico ()
11:00 - 12:30: Caso práctico (1 hora y 30 minutos con 15 minutos de coffeebreak)
12:30 - 13:00: Área de la Innovación (1 hora): La RSC en los viajes de empresa